La tecnología Freestyle Coca-Cola puede transformar la industria de las bebidas

cocacolafree

Coca-Cola ha dado un gran paso con el lanzamiento de su máquina Freestyle que permite elegir entre más de 100 bebidas de la marca. Yo me encontré con una de ellas en la zona de restauración del aeropuerto de Atlanta, ciudad donde nació la marca y donde están localizados los Headquarters de la compañía.

Esta máquina funciona con unos pequeños inyectores y cartuchos que contienen los distintos sabores que se mezclan en tiempo real cuando el cliente selecciona el producto que quiere beber. En la Wikipedia se puede encontrar una completa descripción técnica de la máquina, incluso de parte de los componentes.

En Estados Unidos ya se pueden encontrar más de 2.000 máquinas a lo largo de todo el país con una fuerte penetración en Burguer King; los clientes pueden buscar su máquina más próxima a través de Facebook.

La máquina aporta una serie de ventajas logísticas y de costes muy importantes a Coca-Cola y a su vez ofrece una multitud de productos a sus clientes y con el tiempo seguro que el producto podrá llegar a personalizarse más. Investigando un poco más el caso, parece que su principal rival, Pepsi, ya está probando alguna máquina similar.

Esta tecnología es muy interesante porque podría llegar a expandirse en el mundo del vending, de la hostelería con otras bebidas como el café, o incluso podrían llegar al hogar, si el sistema de cápsulas de café ha funcionado, puede que un sistema de refrescos también pudiera tener éxito, si a eso le sumamos que Coca-Cola está probando vender online nos podríamos encontrar ante una completa revolución de producto y de canal de distribución.

La tecnología avanza en el mundo de la alimentación, y puede que dentro de unos años podamos encontrar una impresora en 3D fabricando para nosotros un pastel a nuestro gusto que podremos acompañar de una bebida preparada como queramos. La ciencia ficción cada día parece más real.

Deja un comentario