¿Están contentas las pymes con su presencia online?

Al parecer no. Según el estudio “Dinosaurios Digitales” sobre la presencia de las pymes en Internet publicado por BaseKit, el editor web para pymes y profesionales, un 84% de las pequeñas empresas no están contentas con su presencia online. Es un dato sorprendente si se tiene en cuenta que al mismo tiempo el 75% admite que contar con un sitio web bien diseñado y con un funcionamiento adecuado es fundamental para captar nuevos clientes.

Y aunque son datos alarmantes, lo cierto es que si nos ponemos en la piel de una Pyme veremos que esta situación no es tan rara, ya que no es fácil lidiar con todas las exigencias de gestionar una pequeña empresa. Si a esto le sumamos que la tecnología avanza a pasos agigantados, el resultado puede ser una dura batalla de adaptación, y según los datos así lo está siendo. Y es que, del informe también se desprende que uno de cada diez propietarios de pymes (11%) piensa que su página web utiliza tecnología obsoleta y que la mitad tiene problemas para adaptarse a estos continuos cambios tecnológicos.

Las Pymes destacan especialmente la complejidad para hacer sus webs compatibles con las funcionalidades del comercio electrónico y los dispositivos móviles, así como para la optimización para buscadores. De hecho, según el estudio, sólo un 25% de las pymes pueden realizar transacciones online actualmente y tan sólo un 9% tiene un sitio web compatible con teléfonos móviles o tablets.

A pesar de todos estos problemas lo cierto es que hoy en día es absolutamente vital tener presencia en Internet, simplemente el negocio o servicio que no está en ese medio, no existe y pierde visibilidad de cara a potenciales clientes. El problema es que hasta hace unos años económicamente esto no era viable para todos debido a los altos costes que suponía contratar personal especializado o una firma de diseño web para poder tener nuestra página en Internet. Afortunadamente todo esto ha cambiado y ya existen herramientas, como los editores web, que facilitan todo el proceso de creación y desarrollo web, ayudando tanto con los aspectos gráficos de diseño, como con todos aquellos detalles relacionados con el alojamiento o la programación.

Este tipo de herramientas hacen posible que las pequeñas empresas con pocos recursos y sin conocimientos técnicos de programación obtengan una presencia online profesional de forma fácil y rápida, ayudando así a la pyme a dar el salto online y perder el miedo a convertirse en un “dinosaurio digital”.

1 comentario

  1. Rodrigo dice:

    Interesantes datos, creo que es muy bueno este artículo para mi formación como empresario, decidí empezar una licenciatura online en la UTEL.

Deja un comentario