Vending de flores

En mi afán de capturar fotografías de máquinas de vending curiosas, la semana pasada me encontré con una máquina de venta de ramos de flores en el aeropuerto de Budapest.

El precio de los ramos oscilaba entre 10 y 15 euros. Me pareció una buena idea, ya que es bastante original comprar un ramo de flores como regalo en lugar de la típica caja de bombones.

El mes pasado cuando estuve en Londres ví una máquina-kiosco multimedia en la que se podía adquirir contenidos multimedia para el móvil. Ayer leí en la revista Emprendedores que en España ya hay una empresa que comercializa este tipo de máquinas: Telerecarga.