La Tomatina abandona el modelo Freemium

La Tomatina celebrada hoy en Buñol ha sido noticia por el cobro de 10 € a todas las personas que querían asistir y según los datos oficiales han conseguido que 15.000 personas hayan pagado el dinero de la entrada.

El evento deja de ser gratuito para todos los visitantes y evoluciona de un modelo Freemium a un modelo donde quien quiere asistir tiene que pagar. Es un claro ejemplo en el que podemos ver si hay personas que perciben un valor, en este caso de un evento y están dispuestas a pagar por algo que era gratuito hasta la fecha.

Y la respuesta es afirmativa, se ha conseguido que 15.000 personas paguen por el valor percibido cuando antes recibían lo mismo de forma gratuita. Evidentemente hay varios miles de personas que no han ido porque no estaban dispuestos a pagar, pero la ecuación de Ingresos-Gastos sigue siendo positiva para el organizador del evento.

Además en los tiempos que corren la iniciativa parece positiva porque un evento que era costeado con dinero público ahora pasa casi a tener autofinanciación, y tras el éxito conseguido parece que el año que viene el modelo de pago se va a consolidar y se van a seguir cobrando las entradas. Posiblemente siente precedente cobrar una entrada en un evento festivo costeado con dinero público y que no sólo disfrutan los del pueblo y disfrutan muchos de fuera que deberían pagar por ello.

En muchas ocasiones se tiene miedo en cambiar de un modelo gratis a uno de pago, pero hay muchos ejemplos y uno de ellos es este en el que se ve que hay gente dispuesta a pagar por algo que hasta entonces era gratis.

Comparte este post. Gracias!
Javier Guardiola

Javier Guardiola

Autor de Markarina desde 2.005. Tengo experiencia como Directivo de compañías multinacionales, Profesor en Escuelas de Negocio y Asesor Independiente. Como puedes ver en mi perfil me interesa la Estrategia, el Marketing, la Transformación Digital y la Internacionalización. Conecta conmigo en las redes sociales: Instagram, Linkedin o Twitter.

Te puede interesar

Subir