Nos gustaría conocer tu opinión del cambio de imagen del vino de crianza de Bodegas Tobía

BODEGAS TOBÍA es una bodega familiar ubicada en San Asensio (La Rioja) dirigida por Oscar Tobía y su mujer. Se trata de una bodega que dentro de una zona tradicional de elaboración de vinos busca la innovación y la calidad como ejes fundamentales.

En la actualidad el vino de Crianza se está comercializando con esta imagen, que pensamos no se corresponde con el posicionamiento que la bodega desea.

botella actual tinto crianza

Bodegas Tobía quiere posicionarse como una bodega de autor, Oscar es enólogo-elaborador comprometido con sus vinos y desarrolla creaciones enológicas innovadoras y de calidad.

De acuerdo con este posicionamiento se está estudiando el cambio de imagen del vino de mayor venta y consumo, el Crianza. Queremos presentaros estos formatos para que nos deis vuestra opinión en relación a:

¿Debemos cambiar la imagen de nuestro Crianza?
¿Os parece atractiva e interesante? ¿Cuál os parece mejor?
¿Cuál os parece que se adapta más al posicionamiento que se busca?

También nos interesa cualquier comentario o sugerencia que nos querais hacer.

Entre todos aquellos que nos deis vuestra opinión, en virtud de nuestro agradecimiento, haremos un sorteo de un lote de tres vinos.

Si quereis más información la podreis encontrar en www.bodegastobia.com

38 comentarios

  1. por.libre dice:

    No veo claro el naranja, prefiero la 3.

    Lo de si se debe cambiar de imagen… la Dirección sabrá. Desde luego la botella actual no destaca de otras que he visto; pero la nueva tampoco es espectacular (aunque la prefiero, porque me parece más personal)

    Si es verdad eso de “elaboración de vinos busca la innovación y la calidad como ejes fundamentales”, creo que la botella lo debería reflejar, y las propuestas no me parecen muy innovadoras aunque sí de calidad (de hecho, el naranja sí es innovador, pero es que, según lo veo yo, no refleja calidad)

    Por último, una recomendación que SÍ DEBERÍAIS SEGUIR: no os fieis de lo que yo diga, porque no tengo ni idea de vinos ni de mkt.

  2. eD dice:

    Para mi, la imagen antigua hay que cambiarla ya! 🙂
    En cuanto a las tres opciones, he hecho una encuesta a mi alrededor (bueno, tres personas). Dos de ellas se decantan por el #3, ya que el logo se ve mejor y la combinación de colores es más sobria. Al compañero rentante le encanta el #2, por el llamativo fondo y porque dice que “el logo largo” parece que tenga más glamour ^_^’.
    Eso si, todos estamos de acuerdo en que no nos gusta el logo-firma de la parte de arriba, en los corchos, escogiendo la #3 por ser más discreta en ese aspecto.

    ¿Habeis pensado en la posibilidad de disponer la etiqueta en vertical? No es que no esté inventado, pero si el 90% de los vinos la tienen horizontal, seria un toque de distinción.

    🙂

  3. oscarm dice:

    Pues que quieres que te diga. Un crianza parece un producto mas bien conservador. No estaría tan seguro de cambiar la imagen, aunque no destaque.

    Pero si queréis cambiar la imagen, yo daría un giro más radical. Cambiaría la botella. Es posible que otro formato de botella sea más fácil diferenciarlo y asociarlo a una imagen innovadora. Algunas bodegas del Somontano optaron por otros modelos de botellas hace unos años y lo cierto es que destacaban en los lineales.

    De los diseños de etiquetas, yo me decanto por la tres.

    Pero recuerda una cosa: de vinos no tengo ni idea, y de marketing menos. ¿O era al revés?

  4. José Manuel dice:

    Gracias por vuestros comentarios. Nos están siendo de gran utilidad, y nos están haciendo reflexionar sobre diversos ángulos que no habiamos percibido anteriormente.
    Pensamos, que dentro de la tradición, nuestro crianza es diferente a los crianzas tradicionales de Rioja que existen. Y por supuesto, su calidad es superior.

  5. Juan Luis dice:

    Yo pensaría en la #3 con el logotipo largo. El naranja es el color de terra, de las corbatas de candidatos políticos, color de moda en jerseys… ¿No está un poco trillado ya? Y si no lo está, ¿cuanto falta para que lo esté?
    En cuanto a lo de la botella, os propongo algo que le puse a mi profe de marketing en un trabajo sobre vinos: buscar a alguien famoso para que diseñe la botella. Yo proponía a Norman Foster para diseñar una botella de Alvariño porque su mujer es gallega. Nombres de escultores o arquitectos riojanos, un dos tres responda otra vez… 😉

    Espero que mi opinión sea de utilidad (y un poco de suerte en el sorteo jeje)

  6. justine dice:

    Primero os tengo que decir que, a mi gusto, SI os vendría bien un cambio de imagen!
    Y al mismo tiempo, por preocupación de HOMOGENEIDAD y de coherencia, tenéis que cambiar el sitio Web y todo lo que comunica vuestra imagen.

    La coherencia es la Clave de la comunicación.
    O se cambia todo o no se cambia nada, sobre todo cuando se trata de un cambio tan radical como el planteáis.

    en respuesta a vuestras preguntas:

    ¿Debemos cambiar la imagen de nuestro Crianza?
    Creo que cambiar la imagen seria un valor añadido a vuestro producto pero recordar que tenéis que guardar una misma línea para todos vuestros productos entonces no tenéis que cambiar solo el crianza. De no ser así mejor no cambiar nada.

    ¿Os parece atractiva e interesante? ¿Cuál os parece mejor?
    A mi me parecen muy atractiva e interesante y creo permitirá al producto destacar.
    A mi me gusta el 2 el naranja. Trasmite dinamismo, juventud, modernidad, calidez. Me recuerda a los Champagnes Veuve Cliquot, con lo cual a los contrario de lo escribe un compañero si que trasmite calidad.

    ¿Cuál os parece que se adapta más al posicionamiento que se busca?
    realmente tendríais que dar más precisión en cuanto al posicionamiento actual de la marca y al posicionamiento deseado.
    un posicionamiento se escribe contestando a las siguientes preguntas:
    ¿para quien?
    ¿para cuando?
    ¿para que?
    ¿contra quien?

    aún asi, si como me lo puedo imaginar vuestro publico objetivo son los jovenes adultos de 30 à 50 años con nivel economico alto y nivel socio cultural medio alto, creo que vuestra imagen es muy adecuada.

  7. Guillem dice:

    Si queremos destacar de la competencia debemos adoptar otra imagen. Pienso que si la empresa tiene como filosofía la innovación y calidad dentro de la tradición debería adoptar la imagen 3. Es sobria y elegante, de forma que no rompe con la antigua imagen pero se moderniza. Las otras dos imágenes no creo que sean adecuadas porque el color naranja no es un color elegante y que esté de moda, llama la atención pero no nos transmite una imagen de confianza hacia el producto.
    El logotipo de la botella 3 me parece correcto porque así resaltamos la marca, con el nombre largo de la otras dos no nos llega una imagen tan clara para diferenciarla en el lineal.

  8. trex dice:

    Estoy de acuerdo con Oscar en que un Crianza tiende a ser conservador. Yo no me decanto por ninguna de las 3 propuestas, no me parecen que identifiquen al prodcuto por muy innovadoras que puedan llegar a ser.
    Eso sí, cambiaría el diseño actual pero más en el sentido tradicional de etiqueta color crema, a poder ser con el escudo de la bodega y el toque diferenciador-innovador lo incorporaría referenciando una página web en la que se pudiera tener mayor interacción con el consumidor.

  9. Carlos dice:

    Me quedo con la #3, pero más que nada por descarte.
    La combinación de colores del #1 no me cuadra, no combina demasiado bien.
    En cuanto a la #2 la descarto por la firma en el capuchón.
    La opción #3 me parece más sobria por su color plateado.
    Estoy de acuerdo con otros comentarios en el que creo que sería bueno poner una etiqueta vertical, más alargada, de forma que no quede tanta superficíe de botella vacia.

  10. Vel8 dice:

    De los tres bocetos propuestos yo continuaría trabajando sobre el modelo #3 buscando algún efecto que potencie el cambio innovador que buscais. Me gusta el logo de firma completa, sobretodo para captar al público desconocedor de vino y mercados extranjeros. Estoy de acuerdo con alguien que lo denominaba más glamuroso. Y me gusta el cambio al naranja (independientemente de que los que somos más observadores sepamos a que se ha ligado hoy en día por la campaña de márketing electoral de cierto partido) pero me parece demasiado arriesgado el doble cambio que puede despistar a antiguos consumidores de la marca.
    Supongo que el presupuesto de marketing no será lo suficientemente alto como para acometer cambios en el proceso productivo con maquinaria y stock nuevo de botellas ni de llevar a cabo etiquetados innovadores. Sin embargo podríais pensar en acompañar las botellas de algún elemento tipo (collarín) como hace o hacía un albariño famoso con un collarín en forma de rodaballo pero dándole una orientación que refuerce la transmisión de la filosofía que Oscar quiere infundir en los consumidores de su vino. Poned el mensaje en varios idiomas, aunque no se realice importación puede ser interesante tanto por el “toque” como por el turismo y reinventadlo si lo deseais cada cierto tiempo (el coste es bajo y vuetro trabajo con la bodega concurrente :-)) )

  11. Vel8 dice:

    perdón, al final quería decir recurrente y no concurrente :-((

  12. Mr. Wolf dice:

    En primer lugar y como he leido en casi todos los comentarios anteriores, creo que si pretenden posicionarse como una bodega innovadora deben cambiar el diseño. Tal como indica Vel8, si tuviesen presupuesto no estaría mal estudiar un cambio en el packaging, pero al margen de ese detalle y centrandome en el etiquetado, personalmente tampoco me convencen demasiado ninguno de los tres diseños (de elegir uno sería el 3), pienso que realizar un diseño basado en una obra de autor podría ayudar. He visto etiquetas para vinos de ese estilo y aportan una gran personalidad a la marca, además creo que de esa forma si que integran dentro de su imagen la idea del posicionamiento que desean. Además incluso puede fidelizar a su clientela, cambiando de etiqueta en cada añada se establece la idea de colección unida a la de consumo del producto.
    Pd. Enhorabuena por el blog

  13. Antes de nada, me parece una gran idea presentar a los lectores la reflexión que estáis haciendo y pedir su opinión.

    Por casualidad, hace pocos días yo hablé sobre branding de vino: a lo mejor os parece interesante:

    http://bajolalinea.duplexmarketing.com/2005/10/el-branding-del-vino.html

  14. Javier Guardiola dice:

    He brindado mi blog para hacer este test, puesto que creo que es una iniciativa interesante a reproducir en otros blogs.

    Leí el artículo del branding y me gustó, se presentan botellas bastante revolucionarias.

    De momento, gracias a todos por la participación y seguir comentando y opinando todo lo que querais.

    Jose Manuel (colaborador de la bodega), está gratamente sorprendido con los comentarios que aquí se están haciendo.

  15. angelotti dice:

    Me interesan bastante los vinos, sin embargo, no soy un gan conocedor o experto sobre la materia. A pesar de ello, considero que sé distinguir entre un buen vino y otro que no lo sea tanto en cuanto a sabor, creo que también la imagen de marca me debe transmitir los valores de lo que después voy a probar. Además, a los que nos gsta el Marketing sabemos que hasta la imagen del vino puede afectar al sabor !!!
    Dicho esto, dejo claro que mi opinión es la de cambiar la imagen.
    Además, me veo yendo a una bodega a comprar vino y el actual pasaría totalmente desapercibido a no ser que me lo recomienden.
    De las propuesas que nos mostrais creo que:
    1. Color Etiqueta : Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de que la naranja sí remite a un producto de calidad, y si nos remitimos a Veuve Cliquot en su mismo sector, es considerado de los más “premium”.
    El naranja sí está de moda. Es el color corporativo de ING Direct, Orange, de algunos productos OTC ya sea Rodoxon, multinacionales farmaceuticas como Gsk (Glaxo Smith Kline), e incluso Danone con su último lanzamiento Danacol tiene una flecha naranja y el mensaje de sus spots estan en una cartela naranja. El color siempre se debe comparar con la categoría en la que estas compitiendo en el mercado, no importa si otros sectores también lo tienen.
    2. Forma etiqueta : sin duda es un elemento que puede ayudar muco a la diferencación y a la novedad. Se podría considerar la posibilidad de utilizar para todos los productos Tobías la etiqueta de los vinos de autor Alma Tobía (ver web), más verticales y con distinción. De esta forma, no solo juegas con el color para identificarte sino que la forma de la etiqueta servirá para asociara a la Marca.
    3. Naming: Me decanto 100% a Tobía con la rubrica de la opción 3. Utilizar el apellido me remite a tradición vinicola, a generaciones pasadas de una familia conocedora y con experiencia. Esto es importante evocarlo en un vino. Tobía me remite más a “linaje” de tradición. Esto no tiene porque chocar con el nevo posicionamiento de modernidad que se le quiere dar.
    Oscar Tobía como marca me da más a persona que le da por los vinos y le pone su nombre propio (no discuto su reputación, claro está).

    Por último solo comentar que por supuesto con la mejora del continente debemos segir teniendo en cuenta y esperando que el contenido no nos va a defraudar. No conozco el producto, espero tener suerte, probarlo y practicar el WOM (word of mouth o Boca-Oreja :recomendarlo a amigos), estrategia muy novedosa que empresas ya estan intentando aplicar a su mix de produto.

    Mucha suerte !!!

  16. Pepe Albert dice:

    He tenido la oportunidad de saborear los vinos que elabora Oscar Tobía y puedo decir que son de una calidad muy superior a muchos Riojas con más renombre. La iniciativa de realizar un test me parece muy acertada, además de barata. Me parece correcta la idea de realizar un cambio en la imagen del crianza, pero ese cambio debe ir más allá de definir una marca en una etiqueta y lo que se haga debe ser coherente con la imagen de la empresa. Creo que las etiquetas nos brindan oportunidades de contarle a los consumidores pequeñas historias y que en un vino magnífico desperdiciar esto sería una oportunidad perdida. Me gusta mucho la imagen del Alma de Tobia y pienso que se debería trabajar en esa línea. Los modelos que presentáis me transmiten continuidad de marca, si la marca está bien posicionada esto no es malo, si queréis subir un escalón, yo sería más radical.

  17. Doy mi humilde opinion.
    De las propuestas que me gusta mas la opcion 3.
    Aunque concuerdo con Pepe Albert, y quizas (valiente que es uno) seria mas radical.
    Incluso el tema del diseño de la botella lo estudiaria (aunque entiendo que eso ya es otra historia, tanto por costes como por otros factores)

    Pero como decian por aqui, me parece que este cambio deberia de implicar un rediseño de la web y todo lo demás(papeleria, merchandising, packaging etc) que esta muy desfasada y en nada cuadra con esa nueva linea.

    Aqui hay algunos ejemplos de un diseñador especialzado
    La primera es de las mas extremas, pero navegando en el portfolio hay otras cosas interesantes http://www.westcottdesign.com/pages/winelabels_SouthAfricanWines.html
    http://www.westcottdesign.com/pages/winelabels_PacificGrove.html
    http://www.westcottdesign.com/pages/winelabels_Arrowleaf.html

    Tambien sin ser tan “fashion” y rompedoras como estas propuestas, pero por lo que decia alguien antes de la etiqueta vertical, me gustan mucho las botellas/etiqueta de Genium (http://www.geniumceller.com)

    Cambiando de tema, que pasa con las bodegas, que se estan moviendo tanto en los ultimos meses?
    Nosotros en mi empresa tenemos justamente ahora dos proyectos de rediseño de sitios web de bodegas…
    Habra que moverse mas por el sector, porque es evidente que en contra de otros que estan flojeando, aqui hay mas movimiento del normal.
    Juan Luis Hortelano

  18. José Manuel dice:

    De nuevo queremos daros las gracias desde Bodegas Tobía por vuestros comentarios, nos serán muy útiles para el futuro. Nos estais haciendo reflexionar sobre diversos ángulos que no nos habiamos planteado.
    Mil gracias a tod@s.

  19. julia dice:

    Bueno, yo descarto en el primer vistazo el nº 1, nunca me han gustado ese tipo de combinaciones de colores, o todo o nada.
    Tanto el nº 2 como el 3 me gustan, la elección depende del riesgo que se quiera correr.
    Me gusta la tipografía de la firma, da una imagen moderna a las etiquetas, pienso que si es un vino de autor tiene que llevar un nombre propio, por lo que me quedo con el nº2.
    Pero es más complicado el tema del color, yo elegiría el naranja, me parece más innovador.

  20. flory dice:

    Cualquiera de las 3 propuestas sin duda va a comunicar innovación, y desde mi punto de vista la más acertada es la nº2 y la que menos me gusta es la nº1.. El cambio de imagen es bueno y la idea de la firma para el logo me parece acertado para un vino de autor.. Sin embargo creo q a estos diseños les falta elegancia, no comunican calidad, parecen vinos de marca blanca (de supermercado),el anterior diseño, aunque era muy tradicional, si dotaba al vino de esa elegancia.. Pienso que se debería buscar un punto medio entre la anterior propuesta y la actual, para conseguir esa imagen moderna pero sin renunciar a los valores de elegancia y distinción tan valorados en un producto como el vino.

  21. Pijomad dice:

    Desde mi punto de vista, y analizando el camino tradicional que lleva la bodega no cambiaría la etiqueta… y mucho menos por imágenes tan agresivas….

  22. Patricia dice:

    Me quedo con la 2ª: me transmite modernidad, calidad y alegría, estoy segura que de estar en un lineal repararía en él y como mínimo me tentaría probarlo. El resto lo haría el propio vino.
    Es muy llamativa: es esencial diferenciarse.
    En cualquier caso, el cambio me parece necesario porque el diseño actual es demasiado sobrio; tiende a pasar desapercibida junto a otras marcas.

  23. Antilo dice:

    Vaya, no puedo aguantar dar mi opinion, que es la siguiente, estoy deacuerdo con cambiar la imagen del vino. Tambien en cambiar la de la web, en la web se puede ser mas agresivo que en la etiqueta. Pero no me gustan ninguno de los 3 diseños. Me explico, los 3 diseños rompen tanto con la imagen anterior que puede ser desconcertante para el cliente que ya conozca el vino, aparte de dar una imagen algo mas que moderna. El vino por muy inovador que sea es un producto que a todos nos evoca tradicion, y mas la palabra crianza.
    Que os parece si pusierais una etiqueta
    vertical siguiendo el mismo diseño de colores de la etiqueta antigua, manteniendo incluso ese pequeño logo (parece un torreon), y cambiarais unicamente el Tobias por la rubrica. pueden cambiarse ligeramente los colores… pero no drasticamente.
    De esta forma damos continuidad a la marca al tiempo que la modernizamos. Seguimos evocando los principios basicos del vino y evitamos los comentarios que se han leido de vino de marca de supermercado.

  24. Alehop dice:

    Es una situación extraña ésta de pedir asesoramiento en un blog. Sería conveniente que antes de guiaros de las opiniones de unos u otros sepáis quién es cada uno, o lo mejor de todo, que acudáis a expertos.

    De todas formas, esto puede ser una buena investigación cualitativa, que os puede hacer una idea de lo que es mejor y cómo mejorarlo. Pero sin duda posteriormente deberíais hacer una investigación cuantitativa para estar seguros de que la decisión tomada es la correcta. Si no disponéis de mucho presupuesto os recomiendo una Junior Empresa de marketing, PLANESIC (www.esic.es)

    En mi opinión la botella actual da imagen de calidad, pero no tiene ningún elemento diferenciador, salvo el tamaño y la forma de la etiqueta, que tampoco aportan ningún valor.

    Necesitáis analizar si el posicionamiento que deseáis alcanzar es el que os conviene para vender a vuestro público objetivo. Creo que rejuveneceis mucho la marca, y eso unido a un precio medio-alto puede ser conflictivo, estudiarlo.

    De las botellas me gustan el diseño 2 y 3, pero no me convencen, ni se aproximan al posicionamiento ni aportan un gran valor añadido. Los corchos son muy originales. Mi recomendación sería buscar la originalidad de los corchos para la imagen de innovación, y utilizar la etiqueta de manera más sobria, más clásica. Utilizar el color naranja es atrevido, pero a la vez arriesgado. Utilizad tonos naranjas sobre etiqueta blanca.

    No olvidéis que el cambio de etiqueta por sí sólo no sirve para cambiar de posicionamiento. Debéis tener una buena comunicación integrada en todos los sentidos. El cambio de imágen se debe hacer palpable en toda la gama de vinos, en la web, en las cajas, en la publicidad (si hacéis). Y dadlo a conocer, habéis utilizado un blog de marketing para consultar. Utilizad blogs de tendencias, de alimentación, enología, restaurantes, etc para dar a conocer vuestro vino. (Seleccionad los más conocidos, y mandad una botella a su autor, explicando la historia y procesos de la compañía, las mezclas enológicas sorprendentes que realizáis, etc.)

    Suerte!

  25. Pues a mi tampoco me parece tan mala idea.
    Al final, estamos hablando de un blog de marketing, con una audiencia muy concreta.
    No es un blog de ganchillo, o de gadgets.
    Esta claro, que al final se trata de un sondeo, y que entiendo que hay alguien detras
    y que no van a cojer lo primero que alguien diga por aqui.

    Tampoco creo que tiene mucho sentido pedir el CV de cada uno que opine, o ver quien hay detras, para algo de este tipo.
    A mi si alguien me aporta algo interesante, me da igual que sea albañil, que churrero, que el supermaster del marketing.

  26. Todos sabemos cuales son las tipicas herramientas de investigación de mercados y su coste.

    Simplemente yo he prestado mi blog para llevar a cabo este pretest.

    De todos modos la opinion de mas de veinte personas puede ser mejor que la de un solo experto.

    salu2

  27. José Manuel dice:

    No olvidemos que la mayoría de los consumidores de vino, ni son expertos en marketing y en la mayoría de los casos ni siquiera en vinos. Simplemente son personas que saben si un vino le gusta o no, si le gusta una imagen o no.
    Vuestras opiniones nos están siendo muy útil, y desde aquí quiero agraceder a Javi que nos haya dejado su blog para esto.
    Tengo que añadir, que el perfil del lector de este tipo de blogs está bastante definido, y en parte coincide con el target que queremos.
    Nuestro objetivo esta conocer otras opiniones, conocer otras opciones antes de continuar en nuestro proceso. Y esos objetivos se han visto plenamente satisfechos.
    Es evidente que un cambio de etiqueta “per se” no supondrá demasiado, por no decir nada. Somos conscientes, pero dado que se trata de una bodega pequeña y no disponemos de muchos recursos, hemos de plantearnos perfectamente cuales son nuestras preferencias. El cambio de etiqueta se enmarca dentro de un conjunto de acciones a emprender conforme a una estrategia que hemos establecido. No sólo el continente ha evolucionado sino que también lo ha hecho el contenido, y fruto de ello hemos recibido el primer premio al mejor crianza de Rioja, además se encuentra entre los vinos de su categoría mejor valorados por críticos tan prestigioso como Robert Parker.
    Reitero las gracias a todos por vuestros comentarios, y con permiso de Javi, os mantendremos informados de nuestra evolución.
    Muchas Gracias.

  28. Alvaro dice:

    Puestos a cambiar de imagen, en la línea de lo sugerido por Juan Luis Hortelano, echadle un vistazo a las etiquetas y vinos de Bonny Doon. La bodega excéntrica por excelencia.

    http://www.bonnydoonvineyard.com

    Otra sugerencia, se ha puesto de moda la botella troncocónica para dar “prestancia” al vino, botellas muy pesadas que dan a entender que contienen algo excepcional. A los de jumilla les ha ido bien (Casa de la Ermita o Altos de Luzón).

  29. Alvaro dice:

    No aplica a este vino, pero también es sorprendente el marketing orientado al segmento “Sex in the City” como lo de Sofia de Niebbaum-Coppola:

    http://www.niebaum-coppola.com/static_catalog/Niebaum-Coppola_Wines/Sofia_Sparkling_Wine/sofia-mini-blanc-de-blancs-4-pack.htm

    O el chardonnay de vendimia temprana, bajo en alcohol y calorías White Lie (¿mentira piadosa?)

    http://www.whiteliewines.com/whitelie/home.jsp

    Seguramente espantarán a puristas y talibanes de la vid. Pero a mi me parecen propuestas rompedoras (el Sofía ha arrasado en los clubs nocturnos, un mercado vetado al vino).

  30. Adolfo dice:

    Hola José Manuel.

    Me decantaría, entre las 3 alternativas, por la 1, pero con el sello del tapón de la tercera…entre las posibilidades ke existen, aunke ninguna me convence…me transmite actualidad, modernidad…pero NO elegancia, se ha caído por el camino…considero ke un tamaño menor de la firma – como mínima actuación- y un fondo no tan plano como los dos colores actuales le dotaría de la calidez, ke no solo puede residir en el naranja.

    El naranja contribuye a la calidez,pero no la invoca por arte de magia. El resto debe acompañar, y pienso ke no lo hace.

    La firma está clara y es visible, juguemos un poco más con el fondo, pongamos ahí, no sé, un paisaje desvaído, unas vides muy difuminadas…en suma, propongo ke “ancléis” la firma/moderna con un fondo/antiguo, ke se juegue con cierto constraste…”hola soy actual pero con solera”…¿me explico?? jajajaj

    Ahora es solo “soy actual”.

    Nusé..a mí me resulta frío simplemente así, como a medias…

    Por otra parte, creo ke el compromiso debería ser mayor con la cercanía ke implica un vino de autor: Creo ke una etiketa rectangular, como 100 mil más en el mercado, no te hace más cercano…si hay presupuesto, intentaría utilizar formas curvas para la etiketa, o, por el contrario, completamente cuadrada….no puede distinguirse uno con la misma forma ke los demás…

    Salu2 y hasta pronto

  31. No veo ninguno de los 3 diseños como sustitutos del actual. Los asocio a juventud, a desparpajo, no a un crianza…

    De la etiqueta naranja me gusta que se diferencia del tradicional blanco.

    Las tipografías que imitan la escritura a mano se han empleado ya mucho, no creo que ayuden a dar personalidad. Podría ser un recurso de apoyo.

    Mi apuesta iría por:
    – algún troquelado en la etiqueta
    – color distintivo, sólido
    – tipografía discreta y uso de la manuscrita sólo como recurso secundario.

    Así a primera vista es lo que se me ocurre. Gracias por dejarnos opinar 🙂

  32. Belén dice:

    He intentado no leer mucho de las opiniones anteriores para no distorsionar lo que pensé como primera impresión, que creo que es la que cuenta. No entiendo de vinos. De marketing, sólo llevo un mes aprendiendo, así que mi opinión es la de una persona que se va a guiar única y exclusivamente por lo que ve por sus ojos al llegar a la estantería de (probablemente) el Corte Inglés, buscando una botella con la que quedar medianamente bien para llevar a una cena.

    Respecto al cambio, creo que es necesario, para diferenciarlo de tantas otras botellas con el nombre en “Times New Roman”, líneas rectas y colores neutros.

    De entre las tres, me quedaría con la segunda, pero cambiaría la parte de cerca del corcho, porque distrae la vista hacia ahí. (supongo que lo útil sería que se mirase a la etiqueta).

    El color naranja me llama la atención, sobre todo para un tinto.

    Definitivamente el nombre largo, porque para los que no tenemos ni idea de vinos, parece como si dijera “tú, ignorante, deberías saber quién es Oscar Tobía” Poner sólo Tobía hace que no me entere de que es el apellido de alguien. Si se trata de dar la impresión de que es un vino personal, eso de “bodega de autor”, creo que el nombre completo hace mucho.

    Una cosa que le falta a la segunda opción es el acento en la “i”. Cuando lo ví enseguida me llamó la atención. Igual que en el modelo antiguo, se me hace muy raro sin el acento.

    Espero servir de ayuda. Tengan en cuenta mi edad: 21

  33. justine dice:

    Hola,
    he opinado ya màs arriba y aqui realmente vuelvo a escribir porque he visto vuestro vino en un revista de la OCU, en una encuesta sobre los vinos.
    Os lo queria señalar, nada màs.
    Este tipo de encuesta son un valor añadido muy importante.

    un saludo

  34. ainhoa dice:

    creo que la línea de embotellado es muy acertada: es moderna, pero con estilo, elegante pero con cierto toque innovador. se sale de los clásicos etiquetados. me `parece muy buenna idea a la hora de ampliar el público, ahora más joven; lo que hará crecer el nivel de venta, al haber ampliado el target

  35. 32Mónica dice:

    Sin duda, cambiaría la imágen de la botella y la de la etiqueta. Personalmente, elegiría la opción 2, bajo mi punto de vista el color naranja posee una fuerza activa, radiante y expansiva. Tiene un caracter acogedor, cálido, estimulante y una cualidad dinámica muy positiva y enérgica.Tal vez jugaría con el color de las letras ¿que tal en color plata con los bordes en negro? esto es sólo una idea, yo no tengo ni idea de marketing, pero os aseguro que como reponedora del lineal de la bodega de un hiper destacaría de las demás. Gracias por vuestra atención y suerte.

  36. valen bataller dice:

    También soy de los que pienso que el naranja está de moda. Además de ser un color que denota positividad, optimismo, a la vez que calidez y deferenciación. Soy partidario de utilizar solo el apelido Tobía, creo que llegará a más público.
    Saludos.

  37. Andres Jara dice:

    Ciertamente un cambio de imagen muchas veces es necesario en un producto para calar mejor en el recall del consumidor final; en el caso de los vinos (aunque que no soy gran conocedor, pero de buen paladar para su disfrute)la imagen debe ser sobria, de calidad, que destaque sobre otras que en el mercado, por su color, dulzura, etc. Por tanto esta imagen podria variar por la utilizacion de una nueva botella para realzar la diferencia con respecto a las demas.

    En cuanto al branding me parece que siempre se debe conservar la sobriedad y no perder el horizonte que destaca entre los tomadores de vino que lo prefieran ante otra bebida de menor semblante, tomando en cuenta la parte psicografica y aspiracional de los seres humanos(en este caso el vino), si la ejecucion final esta basada en estas tres opciones tomaria en consideracion la tipografia de la numero 1 con la tipografia que va en la boca de la botella de la numero 2. Y siempre recordar que el consumidor final es quien determina si gusta o no, porque puede que guste del producto o la marca, pero sino posee buenos canales de distribucion y este no tiene acceso al producto, el cambio de imagen no crea relevancia y no seria idoneo realizarla.
    Saludos.

  38. luz elena r. nicholls dice:

    LA DIRECCION ES LA QUE DEBE SABER SI EL CAMBIO DE IMAGEN ES CORRECTO O NO, PUES EL MERCADO ES EL QUE LES DEBE ESTAR INDICANDO QUE ES LO QUE QUIERE, CUALES SON SUS NECESIDADES Y COMO DEBEN RESPONDERLE A ESTE.. UNA OPINION SIN ENTRAR MUY A FONDO EN EL TEMA DE MERCADEO SINO COMO CONSUMIDORA, LA PROPUESTA 1 Y 2 SON LAS LIMPIAS, MODERNAS, APORTAN CLASE Y ELEGANCIA A LA BOTELLA QUE EN LA GUERRA DEL LICOR ES LO QUE MAS BUSCA EL CONSUMIDOR.. YA ESTAMOS CANSADOS DE LA MISMA BOTELLA QUE NO NOS DICE NADA Y QUE POR SER TAN COTIDIANA NO LA GUARDAMOS PARA CREAR UNA RECORDACION DE MARCA CON AQUELLAS PERSONAS QUE NOS GUSTA EL VINO Y SOMOS CONSUMIDORAS Y A LA VEZ NOS GUSTA GUARDAR Y MOSTRAR LO BUENO..
    GRACIAS
    LUZ ELENA R. NICHOLLS

Deja un comentario