Optimizando los puntos de impulso

Ayer hice una breve visita a un supermercado Consum. En mi paso por caja, me sorprendió que uno de los típicos expositores con productos de impulso (chicles, caramelos, pilas, juguetitos,…) había sido sustituido por un congelador con helados de Nestlé, con un cartelito que colgaba del techo bastante directo. ¿Será legal según el código Paos?

En cualquier caso la idea seguro que funciona, y venderán muchos helados. Estamos en una época vacacional en la que la mayoría de los niños y niñas acompañan a sus padres a la compra y esperan junto a ellos en las colas de caja.

Me parece interesante el concepto temporalidad en zona de impulso; en verano helados y en invierno caramelos u otros.

Este concepto de temporalidad podríamos llevarlo a un día. Por ejemplo, si yo fuera el Jefe de Ventas de Alimentación de la cadena de gasolineras Repsol-Supercor o BP haría lo siguiente: Al lado de las cajas dispondría un espacio para un expositor móvil, y tendría dos expositores para rellenar ese espacio.

En el expositor 1 pondría: Bollería Dulce (Galletas con chocolate, bollos, madalenas,…) junto con batidos de cacao, leche y zumos.

En el expositor 2 pondría: Snacks salados (Papas, galletas saladas, cacaos,…), refrescos de cola, limón,…

El expositor 1 estaría en el hueco en el siguiente horario: 7-10 h y 17-19 h. El expositor 2 estaría de 11 a 17 h y de 19 a 22 h. De ese modo optimizaría el punto caliente que son las cajas. Ahí va la idea, si alguien lo prueba que me lo cuente, y si se gana algún incentivo que me invite a una cervecita 🙂

Deja un comentario