La experiencia de conducir en un circuito

Este sábado estuve en el circuito de Cheste haciendo una prueba de conducción de la serie 1 de BMW a la que me invitaron por ser de la Asociación de Antiguos Alumnos de ESIC.

La mañana tuvo varias actividades. La primera fue una presentación del BMW serie 1, que no fue muy larga y me gustó bastante por la argumentación tanto de las características técnicas del coche como la comparación con competidores como el GOLF.

Tras dar varias vueltas al circuito conduciendo el coche en el circuito con un copiloto profesional, hicimos unas pruebas de slalom, frenadas y esquivas para probar el ABS y restantes sistemas de estabilidad del coche. En el slalom probamos la tecnología RunOnFlat de GoodYear. Se trata de una nueva generación de neumáticos que permiten rodar perfectamente tras sufrir un pinchazo. Nadie creía que el neumático estaba deshinchado porque la conducción era perfecta.

Mientras estuvimos esperando para hacer una prueba le comentaba a mi padre (conduciendo en la foto de arriba) que este tipo de acciones de marketing me parecen cada vez más eficaces para vender coches. Fue una experiencia inolvidable para muchos de los que asistimos y esos recuerdos permanecen en la mente mucho tiempo.

1 comentario

  1. Mateo B. dice:

    Las marcas de coches hacen cada vez más este tipo de eventos. Pruebas, escuelas,… como dices es mucho mas efectiva una prueba a X personas que los anuncios.

    Enhorabuena por el blog, es fascinante.

Deja un comentario