La comunicación corporativa debe cambiar por la nueva forma de producir y consumir contenidos

El cierre de la edición en papel de Newsweek no es más que una reconfirmación de lo difícil que lo tienen los medios de comunicación impresos. Las estanterías de los kioscos siguen repletas pero las cuentas de resultados de los grupos que están especializados en papel están muy tocadas.

Y no pasa nada, la información está en red, existen sitios que están aglutinando el tiempo que se le dedicaba a los medios en papel, algunos de estos sitios son meras reconversiones de los grandes medios impresos a medios digitales, pero también existen multitud de autores independientes que escriben en su propio blog o en alguna red de blogs.

El modo de informarse también ha evolucionado, si bien antes una persona que compraba una revista le dedicaba varias horas, ahora el modo de consumo de contenidos ha cambiado y la gente picotea más buscando simplemente lo que le interesa.

Siguiendo la teoría de la longtail a la cabeza de esas búsquedas siempre aparecen páginas que explican perfectamente aquello que la persona está buscando. En el top 10 de esos buscadores puede que aparezca una gran medio pero la mayoría de las posiciones están ocupadas por páginas mucho más modestas.

Además de que las personas floreamos más en búsqueda de lo que nos interesa, también hay una tendencia creciente a que cada uno de nosotros elijamos como consumir esos contenidos con aplicaciones como Flipboard. Esta aplicación bebe de muchas fuentes, pero si te das cuenta más de la mitad de ellas no corresponden a grandes medios, son publicaciones especializadas independientes y cualquier persona puede añadir la que le interese.

Además de flipboard han surgido nuevas formas de consumir contenidos como google reader, Facebook, twitter,… otras aplicaciones y muchas otras que surgirán. Es muy habitual oir en conversaciones de personas con mucha miopía de marketing que “no es lo mismo”, “que todo cambiará”,… mientras crecen vertiginosamente los números de estos nuevos medios y caen las de los viejos.

La nueva forma de consumir contenidos no ha hecho nada más que empezar, las tabletas y los teléfonos han servido de acelerador. Ahora después de las tabletas otro gran catalizador, que llegará, aunque no sabemos cuando serán las nuevas televisiones.

El consumo de contenidos, sigue ahí y creciendo y todavía muchas marcas todavía no son capaces que desplegar estrategias de comunicación para acercarse a esta comunidad generadora de contenidos y por ello a los lectores, lo peor de todo es que muchas de las grandes agencias todavía tampoco lo tiene claro. No voy a repetir lo que decía hoy Enrique Dans en su blog sobre las notas de prensa, pero te recomiendo te lo leas.

Esto ya no es un mundo dominado por cuatro grandes grupos de comunicación, que teniéndoles contentos era suficiente, esto es mundo de miles de personas que producen contenidos y que después son reproducidos en multitud de terminales y formatos diferentes.

Esta evolución de la comunicación corporativa tiene unas implicaciones importantes sobre la estrategia de marketing y el despliegue de la misma, mucho más pormenorizado y segmentado. Algunas empresas y agencias ya lo saben hacer muy bien, tampoco es tan complicado.

Conseguir que alguien comunique sobre ti se está convirtiendo en algo muy relacionado con la venta puesto que se trata de relación, persuasión y fidelización y todo eso se aprende.

Así como en el mundo de la venta hemos terminando hablando del marketing “one to one” en el mundo de la comunicación corporativa la tendencia es al trato personalizado e individualizado de cada una de las personas que tienen una cierta capacidad de comunicación, si todavía no lo has puesto en práctica el nuevo año puede ser una buena excusa para darle una pensada a tu estrategia de comunicación.

3 comentarios

  1. Estoy contigo, la gente picotea. Y por eso, como dices, merece la pena pararse y reflexionar sobre la forma de comunicarse con ellos. No todos lo hacen pero poco a poco se darán cuenta que no hay otro remedio que darle al usuario lo que quiere y de la forma en que lo quiere.

  2. Gracias por tus comentarios Eva, como siempre bienvenidos.

  3. […] blogs que son los que se llevan ese tráfico y precisamente hace algunos días comentaba como las compañías debían dirigir su comunicación corporativa hacia esos soportes. Repasando lo que escribí hace años de lo qué puede hacer un blog por una […]

Deja un comentario