Época de felicitaciones navideñas y mensajes

Estos días nuestros buzones físicos y electrónicos se llenan de felicitaciones de muchas empresas. Es un buen momento para tener un detalle con nuestros clientes y además es adecuado para lanzar algún pequeño mensaje aprovechando la atención que se le presta a una felicitación.

Las felicitaciones tradicionales tienen un coste mayor: tarjeta, sobre y sello.
Tienen la ventaja que muchas personas les hacen un hueco en alguna mesa y durante algunos días es un mensaje susceptible de causar impacto. Por el contrario las felicitaciones electrónicas son más baratas por unidad, pero tienen la desventaja que corren el riesgo de ser eliminadas rápidamente del buzón de entrada.

Algunas empresas aprovechan para hacer una felicitación viral, es decir que se puede reenviar a tus amigos/conocidos. Como ejemplo podemos destacar la felicitación de J&B de este año en la que puedes incluir tu fotografía o la de tus amigos y reenviarla. Cumple tres objetivos: felicita, divierte y recuerda una marca. ¿qué más se puede pedir?

Aunque quizás la mejor opción es hacer una combinación de ambas: una felicitación física (y además ser solidarios comprando tarjetas de ONGs) y crer una felicitación electrónica divertida y viral.

1 comentario

  1. […] se acercan las navidades siempre escribo algún post sobre felicitaciones navideñas, como ya he escrito en alguna ocasión si la acción se plantea bien los resultados virales pueden […]

Deja un comentario