El difícil camino hacia el éxito de la viralidad

En muchas ocasiones hablamos de viralidad sin llegar a analizarlo en profundidad.

La viralidad implica compartir algo como un vídeo, un texto, un juego,… entre personas conocidas. Alguien lo manda o lo recomienda a otra persona allegada. Cuantas más personas lo reenvían, más gente lo ve y si se trata de un mensaje publicitario mayor es el éxito de esa campaña.

Muchas agencias proponen en páginas web juegos, vídeos, canciones,… para que sean reenviados, pero en muchos no se consigue el éxito de la viralidad. En experiencecurve.com hacen un buen resumen de una serie de características básicas para que algo sea viral y susceptible de ser enviado, éstas son: sorprendente, chocante, inteligente, divertido, original, divertido,…

Yo añadiría que si además es un poco friki, se utiliza algún incentivo cuando alguien lo reenvía y se apoya en un medio social como YouTube el éxito está casi asegurado.

El siguiente vídeo de Renault ya lo han visto más de 68.000 personas sin ningún coste para la marca. Su difusión por YouTube posiblemente no ha estado planificada. Conseguir la espontaneidad de la gente en el marketing viral es otro de los factores de éxito y casi el más difícil de preparar.

Deja un comentario