Combate tus dolores de espalda

Este Smart estaba aparcado ayer en una céntrica esquina de Valencia (Colón con Jorge Juan). Tenía como piloto a un esqueleto de plástico. Llamaba la atención de muchísima gente.

No hace falta ser un super-gigante para hacer marketing de guerilla.

3 comentarios

  1. Live_U4 dice:

    Quién dijo lo contrario Javi?? De hecho, el planteamiento de marketing de guerrilla estaba diseñado para pequeñas empresas, sólo que las grandes lo han sabido explotar mejor.

    Tendríamos que redefinir lo que es el marketing de guerrilla… =)

  2. Juan Luis dice:

    Hace meses, yo diria que incluso un año o mas, que lo veo viendo siempre aparcado por calles centricas, siempre con esa calavera sentada el volante.
    La verdad es que es original, y seguro que es mas barato que comprar una valla o gastarse el dinero en otro tipo de publicidad.
    Ademas, cuando lo necesitas, encima te hace de transporte….
    Solo faltaria que la calavera supiese conducir.

  3. Anonimo dice:

    Solo veo un problema,¿que pasa si asociamos la imagen a la posibilidad de muerte con este modelo?,
    Bastante funebre.

Deja un comentario