Aliada, la marca blanca de El Corte Inglés

Hace algunos días se pudo leer en la prensa que El Corte Inglés iba a lanzar una marca económica en sus supermercados llamada Aliada. Ayer ya escuché una cuña publicitaria en la radio cuando iba en el coche.

Una de las características de Aliada frente a Hacendado es que en sus envases no mostrará la información del fabricante. En mi opinión esa mención al fabricante da muchas garantías al cliente, pero parece que Aliada ha optado por no ponerlo. Posiblemente algunos fabricantes que se han resistido a fabricar marcas blancas pueden aprovechar el enmascaramiento para fabricar sin que sus clientes de marca se enteren.

En este momento de crisis el lanzamiento de la nueva marca blanca puede ser un buen revulsivo para animar las cuentas de resultados del gigante de la distribución, que se han visto afectadas por la situación en la que vivimos. Esta mejora será sobre todo de ventas, porque me imagino que la rentabilidad de Aliada será inferior a la media de los productos que venden actualmente.

Pero en términos de marketing este giro puede cargarse el posicionamiento que El Corte Inglés ha tenido hasta ahora en términos de productos de gama alta, garantía y calidad de producto.

Además las promociones que antes eran más puntuales (semana fantástica, 8 días de oro, rebajas,…) se están convirtiendo en algo habitual y últimamente siempre que vas a un Corte Inglés te encuentras con promociones puntuales de productos o de marcas. En este momento tienen en marcha una promoción llamada Marcas 10. En los últimos meses tambíen están explotando una de sus principales ventajas: el pago aplazado sin intereses con su tarjeta de compra.

En la nota de prensa que publicaron afirman que el desarrollo de Aliada ha costado dos años. Esto último también da que pensar. Por una parte enhorabuena a quien detectó hace dos años que esto podía pasar en nuestra economía y puso en marcha el proyecto, pero por la otra parte si es cierto que han sido dos años me parece demasiado tiempo de reacción ante una situación de mercado.

Como conclusión de esto, y sin personalizar en El Corte Inglés creo que nuestras organizaciones deberían estar más al tanto de lo que puede pasar ahí fuera y tener más agilidad en el lanzamiento de proyectos y acciones que puedan ayudar a una compañía a salir de un bache como este.

1 comentario

  1. Nuria dice:

    Creo que el bajo precio no es suficiente para consumir una marca blanca.

Deja un comentario