5 formas de dinamizar el precio de las entradas de cine

preciocine

Esta semana el cine ha vivido uno de los acontecimientos que posiblemente marcará un punto de inflexión en el modelo de gestión de precios tan rígido que han tenido durante los últimos años. En la fiesta del cine se ha demostrado que a la gente le gusta el cine y que los precios actuales son demasiado altos.

Estos altos precios indican que la gente no está dispuesta a pagar 7-9 euros a cambio del valor percibido de ver una película en una buena sala de cine; pero si que está dispuesta a volver al cine con unos precios más razonables.

La gestión de precios dinámicos ha llegado a muchos negocios y al cine parece que le falta muy poco para que llegue. Es curioso que hayan tardado tanto, habiendo tenido experiencia en precios dinámicos desde hace muchos años con los famosos días del espectador. Existen algunas iniciativas por parte de algunas salas como los abonos de un año o planes para incentivar mediante descuentos la vuelta a la misma sala, pero aún así el precio sigue siendo demasiado elevado para llenar las salas

En otros espectáculos, eventos culturales y servicios de ocio existen numerosas formas de dinamizar precios como la antelación de la reserva, el día de disfrute de la actividad o la temporada. Los empresarios del mundo del cine deben estar dándole vueltas a como tener una estrategia de precios más dinámica que permita llenar las salas como en la fiesta del cine. Aquí algunas ideas.

La película. ¿Cuesta lo mismo una superproducción como Avatar o una comedia española? La respuesta es que no y porqué ¿la entrada vale lo mismo? ¿vale lo mismo la producción de un espectáculo en directo como el Rey León o un monólogo? No, pero en los espectáculos en directo si hay una diferenciación del precio en función del producto; en el cine se podrían aplicar precios en función de la producción que se presenta.

La época. ¿Es lo mismo septiembre que Navidades? En los parques de atracciones saben gestionar esto muy bien y ofrecen muy buenos precios reducidos en épocas de baja demanda.

La sesión. ¿Es lo mismo una sesión del lunes a las 16.00h que una el sábado a las 18.00?. ¿porqué valen lo mismo? Gestionar los precios en función de la sesión y del día podría optimizar llenar las salas, algo similar a lo que se hace en los hoteles o los aviones.

El valor añadido en la sala. Esto se hace algo, el 3D es más caro pero no hay prácticamente diferencia entre salas de centros comerciales, siendo algunas una pasada en lo que se refiere a tecnología de imagen y sonido. ¿porqué pagar entonces lo mismo? Parece evidente que en función del valor aportado por la sala pueda haber una diferencia en precios, no es lo mismo una sala recién estrenada que una que tiene 10 años, lo mismo que una habitación de hotel pierde valor cuanto más antigua es.

La gestión de los early adopters y de los estrenos. Estoy seguro que los primeros días de estreno de una película como El Señor de los Anillos el precio a cobrar puede ser más alto que tras quince días. ¿porqué no gestionar de forma dinámica esos precios?

Todo un mundo de posibilidades para gestionar los precios. ¿se te ocurre alguna más?

4 comentarios

  1. marcos dice:

    Volver a meter los cines en las ciudades, hacer salas de pequeño tamaño, invitar a directores y actores, programar sesiones dobles/triples, impedir que se pueda comer en la sala (beber como mucho), recuperar cine de todas las épocas, programar debates antes/después… Hay tantas cosas que se pueden hacer.

  2. Jorge Fernández dice:

    Señalas muy acertadamente las opciones de los exhibidores, las salas, pero además la industria debería plantearse una actualización del método de distribución: dinamizar precio, formato y acceso al producto. Por ejemplo, editándolo al mismo tiempo en cine, blue-ray y streaming, cada uno con sus ventajas, desventajas y precio, pero ampliando la oferta frente al consumidor, que elegirá su formato y sala de proyección preferida sin verse perjudicado con tiempo de espera entre productos. Hay personas para las que una película supone una experiencia mejor en una sala de cine, al igual otras prefieren la tranquilidad de su salón con sus equipos de audio-video de última generación, evitando ruidos, conversaciones, teléfonos, etc de una sala. Otras optan por tener una alternativa con un horario completamente flexible. Y todas ellas, con el precio dinamizado por época, película, etc, hasta echándole imaginación por temperatura, lluvia, cantidad de ventas en otros canales..y Big Data sale a la palestra!

  3. diana garcía dice:

    Muy acertado el post, estoy de acuerdo con todas las ideas que expones. Un saludo

    http://www.yoseomarketing.com/

  4. Borja dice:

    Excelente artículo, gracias por la publicación.

Deja un comentario