5 ejemplos en los que la ley de Hick te ayuda a diseñar tu web

leydehick

El tiempo que una persona se tarda para tomar una decisión es proporcional a la cantidad y complejidad de alternativas que existen.

La ley de Hick asegura que cuantas más opciones tenga el usuario, más tiempo tardará en llegar a una decisión. Por tanto, todo lo que facilite y haga más rápido el proceso de decisión del usuario, está relacionado con la ley de Hick.

He invitado a escribir este a post para entender más esta ley a la consultora King-eclient, especializada en la experiencia de usuario, que recopila de la mano de Lorena Salagre y Marina Oorthuis varias estrategias para tener en cuenta la ley de Hick en el diseño web y facilitar la conversión.

1. Destacar una sola acción, reduciendo otras posibles opciones.

Esto suele verse muy claro por ejemplo en las landings pages, en las que la opción que más interesa para la web, es la que más llama la atención. Así lo hacen en wix.com:

1

Cuando no es posible simplificar tanto se puede priorizar o recomendar una opción entre varias otras. Lo vemos en www.gotomeeting.com:

2

2. Sugerir productos.
Muy interesante en los e-commerce. Proponen al usuario items que comprar. Se muestran unos pocos productos que pueden llamar la atención del usuario, para que, inmediatamente, les den click. Lo encontramos en formato de “recomendaciones”, “los más vendidos” y “últimas novedades” por ejemplo en Mediamarkt:

3

4

3. Sugerencias a completar.
En la misma línea de estrategia, encontramos paquetes de productos que el usuario podría querer comprar junto a lo que ha seleccionado, o productos más relacionados con lo que está visitando en ese momento. Cuando compras una cámara, por ejemplo, es muy posible que también tengas que comprar una funda, una tarjeta de memoria…

O completar el look de ese vestido con unos zapatos y un bolso.

5
www.amazon.com

6
www.mango.es

4. Hacer fácil la búsqueda del producto.
Otra buena iniciativa es agrupar la información en caso de que se disponga de demasiada, como se hace en el menú de navegación. Se debe evitar un menú con mucha información, puede ser abrumador para el usuario. Aquí un buen ejemplo de menú en el que hay bastante información, pero que se ha sabido resolver bien:

7
www.store.nike.com

De una forma parecida, un producto deseado se puede encontrar mucho más fácilmente con un buen filtro de búsqueda.

8
www.store.nike.com

5. Sugerencias personales según tu perfil.

Spotify sugiere otros artistas relacionados según tus gustos y lo que estás escuchando, lo que fomenta la interacción del usuario y le descubre nuevo contenido de interés.

9

Otro ejemplo lo encontramos en Facebook. En “Eventos”, primero ves a los que asistirás y, al lado, los que están cerca. Además, te sugieren otros eventos relacionado con tu historial de eventos.

10

Estas son algunas de las estrategias que podemos seguir para minimizar la fase decisional y potenciar el consumo de contenidos o productos, pero sin embargo hay muchas más. A la hora de aplicarlas ten siempre en cuenta que el objetivo será disminuir el número de opciones para facilitar la experiencia del usuario y minimizar el esfuerzo de conocer, entender, analizar y escoger una de ellas. Elegir siempre es difícil, hagámoslo fácil 🙂

Deja un comentario