Un cambio de imagen controvertido

La empresa Ferrero Alemania decidió recientemente cambiar el packaging de uno de sus productos: las barritas de chocolate. En el envase del producto figuraba un niño que ha sido cambiado por otro. (El de arriba es el antiguo, el de abajo es el nuevo)

Este cambio ha levantado algunos enfados entre sus clientes e incluso hay una página web en contra de este cambio. En esta web se puede votar por el packaging que cada persona considere mejor o incluso enviar un e-mail a Ferrero para manifestar la opinión respecto al cambio. Los autores de la web no pretenden realizar un boicot pero algunos distribuidores hablan de un 25% de reducción de ventas desde el cambio.

Para la marca el hecho de que se esté hablando tanto del tema es positivo. El siguiente paso es decidir si escucha a este colectivo y vuelve al antiguo packaging o seguir con su estrategia de cambio de imagen conservando el nuevo diseño.

Lo positivo es ver como una serie de personas con una idea concreta y mediante una sencilla web son capaces de generar un movimiento que genere tanto ruido y dirigirse a un gigante como Ferrero pidiendo ser tenidos en cuenta.

Vía: From Europe with Love

2 comentarios

  1. calevais dice:

    Totalmente de acuerdo con tu conclusión, pero en el caso que nos ocupa… a la gente qué más le da? Ambos packaging seguirán siendo igual de feitos…

  2. Lo que me llama la atención de este tipo de sucesos es la diferencia con lo que ocurría cuando el consumidor sólo se comunicaba con la empresa a través de estudios de mercado y encuestas de satisfacción. Mediante ellas se recogen datos agregados, pero la maravilla actual en la que caen un 25% tus ventas y la razón la puedes encontrar en Internet con una simple búsqueda es genial.

    No sé si la disminución de las ventas, en este caso, será el cambio de packaging (aunque tampoco sería un poltergeist), pero el potencial de comunicación directa de los consumidores es ahora incríble.

Deja un comentario